Aston martin DB4 GT, las leyendas nunca mueren

Era 1959, se acaba de presentar el Aston Martin DBR1 listo para disputar las 24 horas de Le mans. Fue una carrera de pesadilla, solo 13 de los 53 participantes se clasificaban. Jaguar tenía mucho que demostrar, sus bólidos ocupaban gran parte de la parrilla. Pero las averías de los motores de los felinos fueron dejando el camino libre a los autos ingleses para alcanzar los cajones más altos del pódium. Un trono del que costaba bajarlos.

Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6’1 segundos y con frenos de disco era uno de los vehículos más innovadores, potentes y veloces de su época. Tanto que más de uno diría que a Enzo Ferrari llegaron a temblarle las piernas ante tamaña bestia. 75 automóviles únicos construidos en edición limitada forjaron el mito rodando en las pistas hasta 1963. Ahora, la mayoría de los DBR1 se encuentran en manos de coleccionistas y están valorados por encima de los tres millones de libras.

Ya en la actualidad los ingleses han decidido sumarse a la moda de resucitar viejas glorias, como ya ha hecho jaguar con el XKSS. Así es como llega al mercado el Aston Martin DB4 GT que recupera la esencia del mítico cupé de dos plazas rey de Le mans.

El proyecto consiste en una serie ultra limitada de 25 vehículos, más otros tantos modelos homologados para competición. Cada unidad se vende por algo más de dos millones de dólares… pero no preparéis la billetera, ya están todos vendidos; a pesar de que hasta finales de 2017 no saldrán al mercado. Aun así, los que somos de bolsillo modesto tendremos dos años enteros para disfrutar de esta leyenda resucitada en los circuitos más destacados.

Aunque el DB4 GT es bastante fiel al original se han incorporado mejoras muy significativas en cuanto a la fiabilidad, la seguridad, el rendimiento del motor y la manejabilidad. Esta versión biplaza ha aumentado los caballos hasta 340 (el original tenía 302), el cambio es manual con cuatro velocidades y el chasis tubular. En cuanto a la carrocería será confeccionada en aluminio a través de tecnología digital pero con el retoque final a mano.

Solo queda esperar si, como en Le Mans en 1959, la recuperación del Aston Martin gana la partida de los mitos resucitados a Jaguar.

Texto: Diego Sánchez

Imágenes: Newspress

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR