La importancia de saber comprar una moto

Seguro que más de uno dedica sus ratos libres, con más asiduidad de la que se puede reconocer, a la búsqueda infatigable de la mejor moto de las páginas de segunda. Sin embargo, ¿a qué hemos de prestar atención? o, en otras palabras, ¿cómo comprar una moto correcta? A continuación, daremos los puntos clave para no arrepentirnos de nuestra decisión. Por si no habíais caído aún, os recomendamos que echéis un vistazo a nuestro buscador donde ya hay algunas joyitas.

Después de haber tomado nota de mecánicos expertos como Matt McLeod, recopilamos algunos de sus consejos respecto a que detalles se han de buscar cuando van a comprar una motocicleta. Debéis recordar que vais en busca de una máquina que despierta la pasión del que la controla, no podéis esperar que este perfecta, sino que haya sido exprimida a lo largo de los años; hay que ir en busca de los fallos que los habrá.

Cuando encontréis las taras habrá que sopesar en una balanza el tiempo y el dinero que os llevará dejar a la moto en el estado óptimo de funcionamiento que queréis. Por otro lado, es bueno encontrar y utilizar los problemas del vehículo a vuestro favor, os darán margen de negociación. 

Información e investigación

1.- Hay que reconocer el terreno. Conoce a la moto que te interesa y aprovéchate de la experiencia que otros hayan podido tener. Busca opiniones en la red, problemas y sonidos habituales.

2.- Averigua el precio de media en el mercado y las condiciones de aquellas motos en venta. No olvides que cualquier recambio inmediato como neumáticos, ITV y homologaciones deben ser puestas sobre la mesa con el vendedor. Desconfía de los anuncios con malas fotos que no dejan ver cada ángulo de la moto.

3.- Una vez te has formado una opinión sobre el valor de la moto y valorado si es de tu interés será hora de pasar a las inspecciones in situ.

Conocer a la moto

1.- Esto es fundamental. Asegúrate que la moto está fría cuando llegas. Te interesa conocer cuan fácil despierta ese motor. Si el vendedor la hubiera precalentado incluso a expensas de tu petición, puede significar una buena sorpresa que se pretende esconder.

2.- Haz un reconocimiento alrededor de la moto. ¿Está recta la horquilla, el chasis, paralelas las ruedas, hay alguna abolladura en cualquier superficie metálica?

3.- Con la moto sobre el caballete (si lo tiene) comprueba si las ruedas giran suavemente y si su detención al presionar los frenos es inmediata. No olvides observar si el giro es simétrico. Si presenta alguna burbuja puede ser una mala calibración del equilibrado o en caso de llanta puede ser que esté doblada.

4.- Cerciórate que están presentes todos los botones necesarios y si algún reloj, intermitente o el faro tiene la lente rota. Estudia el estado de los neumáticos: grietas, dibujo y profundidad del surco.

5.- Condiciones del asiento, guardabarros, estriberas. ¿Tiene cúpula?, ¿está bien anclada?, ¿hay alguna pieza cogida con bridas? Busca óxido y desconchones en la pintura, fugas de aceite y/o gasolina y el estado de la cadena o fugas en el cardán. (Si puedes, observa el lugar en el que suele reposar la moto y si no, no olvides buscar esas gotas negras en el cárter). Comprueba los niveles de refrigerante, líquido de frenos y aceite en el motor.

6.- Busca la batería y mira si está limpia, sin corrosión (polvo blanco en el polo positivo).

7.- Si la moto es una preparación no olvides mirar la ITV y la homologación. ¿Concuerdan los números del chasis y el motor con los papeles? Es bueno que el vendedor disponga de recibos de taller, piezas compradas e historial de reparaciones.

Toma de contacto

1.- Siéntate en la moto y fíjate en la compresión de la suspensión trasera y la horquilla. Gira el manillar a ambos lados para ver si no tiene impedimentos. Los mandos y el asiento deben quedar completamente anclados en su posición.

2.- Enciende las luces y acciona todos los botones y manetas.

3.- ¿Es sencillo arrancar el motor?, ¿usa el vendedor alguna rutina de arranque especial?, ¿es ruidoso el motor? ¿hace algún ruido metálico? Engrana la primera marcha y vuelve a punto muerto. ¿Ha requerido esfuerzo?

4.- Si confías en la moto, ha llegado la hora de salir a dar una vuelta. Sé prudente y no apures hasta comprobar la efectividad de los frenos.

La negociación
A esto punto es preferible llegar con todo lo previo comprobado. De lo contrario, igual no consigues sacar el mejor beneficio a la jugada. El vendedor puede no estar de acuerdo con la valoración que hayas hecho. Si te interesa en verdad trata de llegar a un acuerdo y si no vete. No es la única moto del mercado.

 

Texto: Enrique Alpuente



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies