Deus Ex Machina: Kawasaki Z900RS -The Goose-

Algunas veces los actores secundarios son casi tan recordados como los protagonistas. Este es el caso de Jim Goose, quien dejó un recuerdo eterno para muchos, gracias a las agresivas persecuciones a bordo de su Kawasaki en la primera entrega de Mad Max.

El futuro apocalíptico de Mad Max nos brindó un buen puñado de vehículos modificados: brutales buggies, deportivos americanos convertidos en dragsters y la moto del compañero de Max, Jim Goose. Concretamente, era una Kawasaki KZ 1000 con un kit de policía completo, y precisamente la llegada de una moto de inspiración clásica de esta marca japonesa —la esperada Z900RS—, ha sido el detonante para la creación de la máquina que veis en estas páginas.

Deus Ex Machina lleva años siendo referente en cuanto a la construcción de motos especiales, por eso Kawasaki Australia decidió cederles dos unidades del modelo con el que piensan hincar el diente al jugoso mercado de las “neoclásicas”.

El objetivo era claro, dar un buen empujón mediático a su lanzamiento, y vaya si lo han conseguido. La primera se transformó en una tracker más o menos al uso, pero se optó por algo más australiano para la segunda, reinterpretando la moto de Jim Goose, todo un icono en el país de los canguros.

El punto de partida para la transformación fueron las fibras réplica que fabrica Airtech, conjunto que incluía tanto el carenado integral como el voluminoso colín trasero, aunque las modificaciones fueron numerosas hasta llegar al resultado que se buscaba. Para darle un aire más “industrial”, se insertaron varias piezas metálicas en el carenado, como los deflectores que desvían el aire que se dirige a las manos y las dos placas laterales a la altura del radiador. Estos elementos están elaborados en aluminio, con un acabado similar a otros embellecedores que trae la Z900RS de serie.

La persona designada por Deus para este proyecto, Jeremy Tagged, decidió dar total protagonismo a la chapa perforada, y allá por donde mires se puede encontrar este material. Llama la atención el que se haya decidido utilizarla para la cúpula en lugar del tradicional plástico transparente. No creo que sea muy práctico, porque dejará pasar el aire, pero la verdad es que otorga un aspecto muy Mad Max. También se ha usado este tipo de rejilla en el frontal y en el colín, incidiendo en esa estética basada en la cinta protagonizada por Mel Gibson.

Donde se entiende bastante mejor el uso de la chapa perforada es en la protección del faro —se ha mantenido el elemento original—, así como en la parte anterior y posterior del carenado, ya que facilitará la circulación del aire caliente procedente del motor. Todas las partes no metálicas se han pintado en un tono verde metálico llamado Medianoche… Mientras que el sillín ha visto reducido su tamaño y ahora luce un tapizado en cuero marrón, a juego con los puños de goma en color natural.

En el escape se ha hecho un trabajo interesante, eliminando los grandes silenciosos y sustituyéndolos por un pequeño cilindro sujeto a un anclaje artesanal. Posteriormente, se ha sometido el conjunto a un tratamiento cerámico en color negro por parte del especialista Hi Octane Racing. Rematando la parte por la que salen los gases de combustión, se ha vuelto a emplear la chapa perforada, esta vez pintada en negro. Como veis, la Goose está lista para rodar, ya sea bajo la lluvia o en una apocalíptica tormenta de arena.

Autor del texto: Tony Soul

Fotógrafo: Thomas Walk



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies