Janie, el último taxi Checker de Nueva York

La larga vida de “Janie”, el Taxi Checker Marathon Cab que ilustra este post fue la última de una serie que había sido creada por la Compañía Kalamazoo desde 1922. A lo largo de 60 años, más de 250.000 taxis salieron de su línea de producción. La serie más famosa construida fue la A9, seguida por otras como Superba o el Marathon posterior.

El Checker Marathon era práctico y económico. Nacido en una época donde predominaba la austeridad, en lugar de someterle a un restyling cada año, al Checker se le podía mantener en la carretera con revisiones regulares gracias a sus piezas intercambiables y a los materiales de larga duración con los que se le había fabricado.

Poco a poco nos acostumbramos a verlo en la gran pantalla y llegó a ser un icono. Que el taxi Checker se utilizara tanto en Nueva York le convirtió en protagonista de cualquier película ambientada en esa metrópolis. Más que omnipresente, llegó a asociarse directamente a la ciudad. ¿Quién no recuerda a Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, a Robert De Niro en su famosa Taxi Driver o incluso a Macaulay Culkin llegando solo a casa en Nueva York en un Checker? El mítico taxi amarillo siempre estaba allí.

Checker dejó de producir el Marathon Taxi en 1982 y las duras vidas que habían llevado estos taxis, sumado a la consolidación y proliferación de los taxis de flotas de masas, significaron prácticamente el fin de los taxis en propiedad, reemplazados poco a poco por los miles de Chevy Caprices y Ford Crown Victories que llegaron en los 80.

Earl Johnson y su taxi “Janie” terminaron siendo los últimos de una gran saga. Johnson compró a “Janie” en 1978 y durante sus 21 años juntos llevaron a innumerables neoyorquinos, turistas y celebridades a sus destinos, como Jacqueline Onassis, Muhammad Ali, Elizabeth Arden y Walter Cronkite. Con casi un millón de millas a sus espaldas (1.609.344 kms) y pasando por tres motores, “Janie” hizo servicios que iban desde unas pocas manzanas de distancia hasta los 225 kms de una ocasión que viajó hasta Ítaca.

El 26 de julio de 1999, “Janie” fue oficialmente jubilada por la Comisión de Taxis y Limusinas en una ceremonia en Times Square. Protagonista de un artículo del New York Times al día siguiente de su jubilación, “Janiese vendió en una subasta por 134.500 dólares en diciembre de 1999. Su actual propietario compró a “Janie” en 2006 y se conserva tal cual hizo su último servicio.

En 2013 se llevó a cabo en el Checker una profunda revisión mecánica que incluyó, entre otras cosas, la reconstrucción del mecanismo de dirección, el calentador y el sistema de frenos, nuevo diferencial trasero, regeneración del sistema de admisión y alimentación, nueva bomba de agua, instalación de un termostato, nuevas mangueras de los radiadores y correas de los ventiladores. Por último, el sistema eléctrico se actualizó con un nuevo alternador y cableado que asegura que todas las luces de taxi y el cuentakilómetros están ahora operativos.

Ajena a los taxis Nissan que plagan las calles de la metrópolis, Janie vuelve a estar preparada por si tuviera que volver a desempeñar su tarea de transportar pasajeros por las calles de Nueva York.

Texto: Noah Brat

Imágenes: Bonhams Auctions



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR