Kawasaki W650 “009” by Heiwa MC

El Cafe Racer actual cada vez es menos puro. La ausencia de endogamia ha traído consigo híbridos de difícil categorización, pero, sin duda, igual o más interesantes que los modelos de la misma casta. De ahí que las tendencias actuales tengan mucha mayor relación con el estilo japonés que con el origen británico del movimiento. Kengo Kimura de Heiwa es uno de sus mayores exponentes.

Harto de la falta de libertad para desarrollar su creatividad, abandonó el concesionario donde trabajaba para abrir su propio negocio. Vender motos nuevas puede estar bien, pero para alguien como Kimura no resulta gratificante en absoluto.

Después de 12 años muy prolíficos, Kimura es una autoridad. Desde su taller en Hiroshima, sus preparaciones salen de la isla y copan portadas y sueños húmedos de adolescentes, y de los no tan jóvenes también.

No obstante, el mundo japonés sigue siendo, en palabras de Heiwa, algo hermético. La barrera del lenguaje impide que los todos los tesoros de la isla alcancen la notoriedad que merecen. Puede que no fueran apreciados por todo el público, sin embargo, si son los más arriesgados y diferenciados en el panorama mundial.

La de hoy es una Kawasaki W650, un modelo de prestaciones más que respetables para el standard moderno con uno de los motores actuales más bonitos y reconocibles gracias a su protuberante perfil derecho, remarcado por el doble juego de colectores.

El motor es la única pista que nos concede Heiwa. Si comparamos la Kawa de stock y la creación del equipo de Kimura, nada nos desvela su origen. La W650 es la interpretación japonesa de las motos inglesas de los 60 y 70. Esta Heiwa es el modelo japonés ideado para ser disfrutado por japoneses.

El chasis más bajo que el original junto al alto manillar flat track consiguen la curva mágica del custom nipón, el equilibrio. El guardabarros pegado a la rueda da el toque justo para conferirle esa sensación minimalista que tan bien casa con el pequeño depósito., el reloj y el faro mínimo. Lo único que podía rematar esta preparación era un asiento monoplaza.

Texto: Enrique Alpuente

Fotos: Heiwa



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies