Noruega by Motorcycle-Diaries

Motorcycle-Diaries lo pone fácil. Olvídate de meses de preparativos y mapa en mano, solo con descargar un archivo para tu GPS tendrás una ruta diseñada específicamente para hacer en moto, con la que solamente tendrás que preocuparte de disfrutar y admirar increíbles lugares como los que os mostramos en este alucinante road trip por Noruega.

En cualquier otra parte del mundo, la pequeña localidad de Kristiansand sería un enclave mítico para hacer una ruta por carretera, rodando a orillas de los fiordos o disfrutando de los acantilados; pero, en Noruega, este tipo de belleza y grandeza queda empequeñecido a medida que viajamos más al norte.

Gira por una estrecha carretera hacia Preikestolen o Pulpit Rock, te encontrarás con una enorme mole de granito de 603 metros sobre el Lysefjord. Hay dos horas de caminata desde el aparcamiento, pero merece la pena cargar con una tienda y pasar la noche de acampada. Si madrugas lo suficiente, el amanecer es impresionante.

Rueda hacia el norte, en dirección a Bergen, por la E39 y coge el ferri que te llevará a Lavik. Es hora de apreciar más belleza nórdica mientras viajas hacia el interior de la Ruta 5 pasando por uno de los grandes glaciares de Noruega, el Jostedalsbreen. Pasar junto a los épicos fiordos de la Ruta 53 y subir a Tindevegen por la carretera que transcurre entre montañas hay que vivirlo, pero cuidado con la nieve, que aún es muy abundante en primavera, y el frío, ya que allí arriba, en cualquier momento, se puede levantar una ventisca, incluso en verano.

La carretera de Sognefjellet te lleva hacia el noroeste de Fossbergom a través de una carretera de montaña espectacular, antes de dirigirte hasta el famoso fiordo de Geiranger. Asegúrate de conducir hasta el mirador de la montaña Dalsnibba, merece la pena pagar el peaje de 13,5 euros y contemplar la grandeza del paisaje con un ejército de picos nevados rodeando el valle y los famosos zigzags del paso de Trollstigen.

Ålesund-Fauske

Descubre las penínsulas e islas al norte de Ålesund en carreteras pequeñas de una sola calzada. La interacción humana es escasa por aquí y el paisaje adquiere un carácter propio. Cruzar el extraño pueblo con su faro aumenta la sensación de que la naturaleza de Noruega es más grande de lo que los seres humanos pueden conquistar. Más al norte aún, Noruega se vuelve más delgada a medida que el mar de Noruega aplasta la tierra contra la frontera de Suecia. The Atlantic Road te lleva a Trøndelag. Es uno de los tramos de asfalto más famosos de Noruega, hermoso en un tranquilo día de verano, pero peligroso con viento y lluvia. Prepárate para ser rociado generosamente por las olas chocando contra los muchos soportes de los puentes. Recupera fuerzas en Håholmen Havstuer, un hotel con su propia isla, al que se accede por barco.

Continuando por Trøndelag, recorra la sinuosa Ruta 680 hacia Kyrksaeterøra. Son 90 kilómetros de terapia de motocicleta relajante. Viaja rápido o simplemente disfruta de la experiencia. Gira en el Fv301 por una ruta más aventurera. Es una superficie cuestionable, por lo que está mejor para motos de aventura. Pasa Trondheim, el último bastión de vida en ciudad antes de Tromsø, en el círculo polar ártico. Los caminos se vuelven pequeños, el viaje se vuelve solitario y te enfrentas con una costa casi desprovista de viviendas humanas. La 57 km Route 715 es especialmente solitaria, y se pueden recorrer largos tramos sin cruzarte con nadie. La brillante Ruta 76 te lleva desde Brønnøysund hasta probablemente los mejores tramos de la E6 en ruta a Fauske.

Las hermosas islas Lofoten

Tome el ferri Bodø-Moskenes para llegar a algunas de las islas más bellas del mundo. Gracias al efecto de la corriente del Golfo, Lofoten es un área de relativa calidez cuando te das cuenta de lo realmente al norte que estás. En estas islas, el sol de medianoche te mantendrá despierto entre mayo y julio, y las auroras boreales pueden hacer una aparición especial entre septiembre y abril.

Si quieres saber cómo termina esta gran ruta, la encontrarás junto a otras muchas historias y mostos fascinantes en nuestra Revival of The Machine número 20.

 

Texto: Sébastien Nunes / Diego Bermúdez
Fotos: Motorcycle-Diaries



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies