Old Wheels II, cuando solo importa la pasión

El festival Old Wheels regresó a León para celebrar una segunda edición que superase la anterior. El pasado fin de semana del 20 de mayo, Quintana de Raneros albergó esta cita que pretende alcanzar categoría de referencia nacional, aunque no nació con esa intención, sino con la de reunir a la pandilla de amantes de la gasolina. “Ya sean bicis, motos o coches, cuanto más viejos mejor”, explica Alfonso ‘Bandido’Salguero, impulsor de este encuentro junto a Jonathan ‘111 Garage’.

Por supuesto, Old Wheels no ha surgido únicamente de dos cabezas, sino que se trata de un proceso que ha requerido grandes dosis de colaboración para hacerse realidad.

“Este año hemos querido sorprender a todos los visitantes con la creación del Velodrome, un óvalo rústico de unos 200 metros casi perfecto, patrocinado por El Oso Motocicletas y que dio cabida a 30 participantes con sus motos de 50c.c.” En aquel óvalo nadie pensó en cruzar primero la meta, no se trataba de ser el más rápido sino de vivir la experiencia y disfrutar de aquello que les apasiona. “De hecho, no hubo ni clasificación”.

Uno de ellos fue Alberto García-Alix, personalidad omnipresente de la motocicleta española durante décadas. Otras figuras con nombre propio dentro del circuito fueron los Pau Speed Shop, Fede CRO, Cesar Carnerero y Dr.Hofmann.

A pesar de las 1000 almas que se dejaron caer por el recinto, la organización insiste en el carácter de la reunión. “Podemos decir que, de una u otra forma, todos nos conocíamos”.

Además del plato fuerte, el Velodrome, también estuvieron presentes los ya necesarios foodtrucks, tampoco falto la cerveza, ni la música pinchada en vinilo durante todo el día. Al caer el sábado, los congregados pudieron disfrutar de los amigos de la Mamba Negra.

Contamos con la presencia a toda la manada del Motorbeach festival, la gente de Russell Motorcycles, León Scooter Division, Motor&Mountain, el gran Bixente Moto y los ya mencionados PauSpeedShop, El Oso Motocicletas, CRO, Dr.Hofmann Familia, Barberland y casi una veintena más puestos de ropa, recambio y demás telares, óxido y grasa raudales..

Multitud de gente venida de todas partes del norte. Aitor de Brum Brum Gallery expuso unas cuantas fotografías brutales del mundo del motor. Un finde de lujo para juntarse con los amigos y disfrutar de la pasión por el motor.

Texto: Enrique Alpuente / Alfonso Salguero

Fotos: Marc Green / Pancho Marcos / Alba Iban

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR