SR 400 Project by Capêlo’s Garage

Nuestra protagonista nace fruto de una conversación entre Nuno Capêlo y Ricardo Santos, ambos llevaban tiempo involucrados en el tema de la personalización de motos y, sin embargo, nunca habían trabajado juntos. Así que, aprovechando el programa Yard Built de Yamaha Portugal, decidieron embarcarse en la construcción de una muy especial SR 400. Una vez convencidos de afrontar el reto, discutieron acerca del estilo que debería tener la transformación, y rápidamente llegaron a la conclusión de hacer una Cafe Racer, en la que montarían algunos elementos más modernos para darle un cierto tinte neo-retro.

Ambos pusieron sus conocimientos al servicio del proyecto, Ricardo aplicando la parte más tecnológica del asunto y Nuno tratando los temas relacionados con los acabados y la decoración. El buen trabajo de diseño realizado enganchó a la gente de Yamaha, que decidió apoyarles a pesar de que, finalmente, el concurso fue cancelado. Con la moto cedida por el importador portugués, los dos amigos se pusieron manos a la obra de la manera más “auténtica” posible, en un garaje y con los medios justos, tratando de reducir los trabajos subcontratados al mínimo.

Lo primero que atacaron fue la parte ciclo, prescindiendo tanto de las suspensiones como de las ruedas originales. Una vez que estos elementos estuvieron fuera, se realizaron las actuaciones necesarias para adaptar la horquilla invertida procedente de una Yamaha R1. Para tratar de igualar la efectividad de la parte delantera, se montó una pareja de elementos Showa en un basculante estándar, pero totalmente modificado, en busca de mayor rigidez.

En el freno delantero, encontramos una de las “joyas mecánicas” de esta SR, y es que el tambor, procedente de una vieja Yamaha TR3, ha sido modificado para que su accionamiento pase a ser hidráulico, aumentando la potencia, mejorando el tacto y reduciendo el mantenimiento. En el propulsor, hay pocos cambios, apenas un sistema de escape más corto con el silencioso debajo del cárter y las tapas de embrague y encendido personalizadas.

Sin las ataduras que imponen las bases de un concurso, Ricardo y Nuno dieron rienda suelta a su imaginación, fabricando una compacta pieza en fibra de vidrio que hace de colín y base de asiento, extendiéndose hasta la parte trasera del depósito del combustible. Así dicho suena muy aparatoso, pero solo tenéis que ver las fotos para daros cuenta de la personalidad que otorga al conjunto. El asiento y los puños fabricados en corcho, así como el llamativo conjunto de ledes en la parte inferior del colín, no hacen sino aumentar el carácter de esta SR.

Completando esa estética Racer, encontramos un semicarenado, muy al estilo Ducati Pantah, con un faro elipsoidal y una batería de LED que proyectan su luz a través de pequeños agujeros. Por su parte, la quilla en negro mate se encarga de ocultar el silencioso. La completísima instrumentación está compuesta por dos relojes situados sobre el depósito, un termómetro detrás de la pipa de la dirección y un moderno elemento con velocímetro y tacómetro protegido por la cúpula. En resumen, una belleza de montura hecha con una base sencilla, los medios justos y toneladas de buen gusto.

 

Texto: Tony Soul
Fotos: Helder Bento



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies