The-Marvel-Ous by Ludwig, cuando la realidad supera la ficción

Si eres fan de Marvel, esta moto te enamorará. Si no, es probable que también. The-Marvel-Ous, como la ha llamado el padre de la criatura, Riccardo Casarini (más conocido como Ludwig), parte de una Gilera Nordwest 350.

La Nordwest 350 es una moto de la década de los 90, con un DOHC de cuatro tiempos y de un solo cilindro capaz de rendir aproximadamente 33 CV de potencia. Para principios de los 90 la verdad es que la Nordwest 350 era una motocicleta relativamente avanzada, entre otras cosas por sus horquillas de 41mm al revés, los discos delanteros gemelos, suspensión hidráulica y un peso por debajo de los 140 Kilogramos en vacío.

El motor original Gilera de 348cc no era lo suficientemente potente para lo que Riccardo tenía en mente para The-Marvel-Ous, así que cogió un motor Gilera RC 600 y lo reacondicionó. Una vez que el nuevo motor estaba listo, lo exprimió al máximo y después decidió sustituir los discos originales de 270 mm por dobles discos de 310 mm (de una Yamaha Fazer), y puso un nuevo disco de 245 mm de una Ducati Monster en la parte trasera. La potencia de frenado adicional era necesaria para equilibrar el aumento significativo de la potencia del nuevo motor que llevaba la moto de 33 CV a 53 CV. Como The-Marvel-Ous fue construida con un claro enfoque hacia la velocidad, el aceite de las horquillas se reemplazó por uno con mayor viscosidad, y se equipó un amortiguador Boge en la parte trasera.

También se modificaron los guardabarros (originalmente de plástico), el faro y el tanque de combustible, sustituido por uno de aspecto más tradicional. En cuanto al asiento, fue tapizado con una generosa capa de espuma para mantener una postura cómoda en paseos más largos.

Pero pese a todo, es probable que lo que más llame la atención de la The-Marvel-Ous de Ludwig, sea la pintura. Es obra del artista italiano Frank FK, influenciado por la cita de Bertolt Brecht “infeliz es la tierra que necesita a un héroe“. El resultado es una obra de arte sobre ruedas que bien podría ser una pieza de una galería de arte moderno.

Texto: Irene Mendoza

Fotos: Ludwig



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies