V8 Classic Trucks: El sueño americano

Como la mayoría de las mejores cosas de la vida, V8 Classic Trucks nació sin haberlo premeditado. Podría llamarse casualidad… o quizá destino. Pongámonos en situación. Un grupo de amigos conversaba animadamente en la mesa de un restaurante al final del día, comentando las anécdotas de la jornada y disfrutando de un merecido descanso. Acababan de realizar una ruta en 4×4 por la montaña, desde Barcelona hasta Andorra, exclusivamente por caminos de tierra. Uno de ellos, dueño de un Toyota y apasionado de los clásicos americanos de la marca, en un momento determinado, cuenta al resto que estaba pensando en comprarse uno que había visto que se vendía en Canarias. Entre plato y plato, medio en broma, medio en serio, preguntó a otros dos comensales cómo podrían traerle el coche. Rafa y Álex, apasionados de los coches americanos, tuvieron una idea mejor que pasearse por las afortunadas: ir directamente a EE. UU. a buscar coches auténticos.

Lejos de que la conversación quedase en una anécdota entre amigos, dos semanas después, Rafa y Álex volaban destino a California para comenzar su sueño americano particular. Organizaron el viaje, compraron dos pickups y empezaron a visitar a algunos distribuidores. Cuando volvieron a España, tenían muy claro lo que querían hacer y empezaron los trámites para fundar V8, preparar una nave industrial como taller y así poder dedicarse por completo a su mayor pasión. Ya no había marcha atrás.

Hoy por hoy, en V8 Classic Trucks, trabajan a pleno rendimiento tres mecánicos, un recambista, una administrativa todoterreno y el polivalente Álex. “Detrás del proyecto somos muchos. Sería muy cruel decirte que somos un equipo de seis personas, pues tenemos que agradecerle muchísimo a todos nuestros clientes, amigos y familiares todo lo que han hecho por nosotros. Gracias a ellos, estamos donde estamos. Rafa y yo somos las cabezas visibles del proyecto. Rafa es el encargado del taller y de las restauraciones y yo intento hacer el resto de las gestiones, como organización, importaciones, web y marketing. La verdad es que, entre los dos, hemos aprendido a hacer de todo durante estos años”.

Lo cierto es que se mueven en un sector tremendamente complicado en nuestro país. Pero, para ellos, rendirse nunca ha sido una opción. Lo que más han necesitado para seguir adelante han sido grandes dosis de actitud y ganas. Como dice Álex, todo lo demás se aprende. “Lo hacemos siempre lo mejor que podemos. Nos gusta ser transparentes. Tratamos a nuestros clientes como nos gustaría que nos trataran a nosotros y, si hay un problema —que los hay, y quien diga lo contrario miente—, intentamos solucionarlo lo antes posible”. El amor de Rafa y Álex por los coches es vocacional. “No te embarcas en algo así si no tienes pasión por lo que haces. Es esa misma pasión la que nos hace sacar fuerzas para seguir día a día e intentar crecer como personas y como empresa”.

La filosofía de V8 como empresa, más que una filosofía de trabajo, es una forma de vida. “Somos como somos y no nos escondemos. Asumimos que no podemos agradar a todo el mundo, porque con cada cliente tienes un feeling especial y distinto. Como empresa, queremos impulsar nuestro sector y nos gusta ver cómo cada día hay más gente conduciendo coches americanos”. Actualmente, V8 Classic Trucks está especializándose en el complejo mundo de la importación. Se trata de un proceso muy complicado, puesto que cada vehículo es una historia diferente. “Realizamos inspecciones por todos los Estados Unidos. Si has visto un vehículo y quieres saber en qué estado está o quieres una prueba, y no quieres o no puedes ir personalmente, puedes utilizar nuestro servicio de inspecciones. Una vez el inspector haya visitado y probado el vehículo, te entregaremos un test y 25 fotos para que tengas una información muy completa del vehículo”.

Además, ofrecen servicios de transporte interno en Estados Unidos, homologación, matriculación, servicios de taller, restauraciones parciales o totales, mejoras de rendimiento, venta de piezas o recambios… y una larga lista de etcéteras. “Nuestra idea es abarcar toda la rueda completa, desde que compras un vehículo hasta el servicio posventa. Nuestro próximo movimiento táctico es buscar un almacén propio en EE. UU. para poder autogestionar los recambios y evitar problemas típicos como las demoras o las entregas de material erróneo”.

Gestionar las importaciones a veces es una labor titánica que requiere tiempo y que, en ocasiones, es solo el comienzo del trabajo con un coche en particular, pero el esfuerzo y la espera merecen la pena: la recompensa es inmensa para el cliente cuando, por fin, tiene las llaves de su sueño en la mano. En V8 afirman disfrutar de todos y cada uno de sus trabajos, aunque quizá sientan una debilidad especial por las restauraciones integrales. “Concretar con el cliente cómo quiere el coche de sus sueños y poder construirlo es un proceso espectacular y precioso. Al final, cuando se entrega el coche, puedes ver cómo has podido trasladar una idea abstracta a un vehículo. Y, la verdad, te hace sentir muy bien”. Los chicos de V8 se caracterizan por crear como nadie un vínculo muy especial entre coche, propietario y empresa.

No olvidan ninguno de los coches que han pasado por su taller desde el primer día. Además de las dos pickups que se trajeron de su primer viaje, el primer coche que pasó por las manos de Rafa y Álex fue un Mustang V8. “El cliente estaba desesperado porque no sabía qué le pasaba al motor de su coche. Le daban unos presupuestos de entre 10 000 y 15 000 euros que le obligaban a pensar en venderlo. Pero, para él, poder quedarse con el coche era el sueño de su vida. Al final, encontramos el error, y, a día de hoy, el coche sigue funcionando”.

Hay otros coches que nunca podrían olvidar, aunque quisieran, por el trabajo que costaron. Entre otros, un Mustang de 1965 Fastback restaurado desde cero, o un Charger de 1969 con un 440 de motor, que presentaba el reto de tener que ser equilibrado y apto para la ciudad (evitando los tan temidos calentones). Lo cierto es que, por mucho que hayan tenido que trabajar para sacar adelante un proyecto, ambos confiesan que nunca se plantearon tirar la toalla. “Siempre, y después de muchas horas, reuniones telefónicas con EE. UU., buscando en foros, por internet o leyendo artículos, hemos encontrado el problema. A veces es la Administración la que te pone al límite, pero no puedes ceder, porque los coches son de clientes que necesitan que les des una respuesta”.

Encargos no les faltan. Actualmente, se encuentran en proceso de restauración de un Corvette C1 y de un Fastback del 67; además, están construyendo un Eleanor y haciendo un lavado de cara a un Mustang del 65. A la espera, un motor para un Hummer H2, aparte de las revisiones diarias, modificaciones menores… Para ellos, sencillamente, no hay límites. Ya han cumplido su deseo de importar un Cobra y ahora la idea es buscar un GT40. “Como taller, nos gustaría poder toquetear un Chevy Nova, un GTO y, ya puestos a pedir, algún coche de Baja, que nos encantan”. En su colección privada, no podrían faltar un Challenger Hellcat o un Corvette C7 Z06.

Poco a poco, y a base de trabajo duro, los chicos de V8 avanzan con cada uno de los retos que se van planteando. Cada vez más cerca, el siguiente nivel: “Como tienda, tenemos un proyecto: ʻCool Garageʼ. Queremos aprovechar las instalaciones, web y app que tenemos para dar un servicio de apoyo a todos los usuarios que tengan o quieran coches americanos”. Además, a Rafa y a Álex les encantaría tener su propio club de coches. “Con reuniones cada mes en nuestras instalaciones, haciendo barbacoas y rutas de mañana… Pero esto lo dejamos un poco para más adelante”. Expertos en hacer realidad todo aquello que se proponen, los chicos de V8 Classic Trucks prometen seguir sorprendiéndonos y seguir trayendo a nuestro país algunas de las mejores cosas que nos han dado los yanquis.

 

Texto: Irene Mendoza
Fotos: Diego Bermúdez



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies