SCR950 by Jeff Palhegyi Designs

Yard Built continua la trayectoria marcada en este 2017 como referente al apoyo de una marca por los constructores. Yamaha inaugura el año con la que supone la segunda transformación sobre la base de su modelo SCR950, siendo la primera la “Chequered Scrambler” de Go Takamine, al frente de Brat Style.

Jeff Palhegyi es conocido por sus 20 años de duro trabajo con transformaciones basadas en la firma japonesa. Las suyas son motos ideadas para materializar conceptos artísticos pero sin olvidar el apartado de la funcionalidad. La primera customización de la que se tiene conocimiento fue una Royal Star de la gama Star Cruiser en 1995. Desde el comienzo de la colaboración con Yamaha, la empresa ha creado más de 70 transformaciones.

“La SCR950 es una moto que puede satisfacer las múltiples necesidades de un usuario”, comenta el coordinador europeo de marketing de Yamaha, Cristian Barelli. “Tanto si buscas dar un paseo hasta la playa o si quieres perderte en carreteras de montaña, es una máquina versátil capaz de proporcionar diferentes experiencias de conducción sin perder un ápice de la diversión o autenticidad de todas las Sport Heritage de Yamaha. Nos encanta la creación de Palhegyi. Ha conseguido crear una scrambler realmente impresionante, con un diseño minimalista que no pierde ni el carácter ni la conducción de la SCR950 de fábrica.”

Si algo caracteriza Palhegyi Designs es la diversidad de sus proyectos, una capacidad que ha desarrollado mediante la investigación y el desarrollo de la mano de Yamaha Motor Corporation. Con esta pasión y tradición como base, el nuevo proyecto Yard Built de Jeff Palhegyi Designs toma su inspiración de una YDS3C Big Bear Scrambler de 1966.

“Después de ver la SCR950 por primera vez, supe que sería una moto genial para la transformación”, afirma Palhegyi. “Sin embargo, se han hecho muchas transformaciones scrambler últimamente y teníamos que hacer algo realmente diferente. Durante la prueba de presentación a la prensa vi la Big Bear Scrambler junto a la SCR950, y fue la inspiración definitiva para mi proyecto.”

La moto terminada es un evidente homenaje a la Big Bear Scrambler, con detalles como el logo Yamaha incrustado y las cachas de goma del depósito, la pintura bicolor y un escape custom con protección térmica que recuerda a las motocicletas de antaño. Desde el manillar Renthal envuelto en una piel custom de Duane Ballard a juego con el asiento y la bolsa de la horquilla, hasta el basculante recortado con los amortiguadores traseros deportivos Fox RC1 Podium de 14 pulgadas, los componentes más vanguardistas se combinan con un elegante estilo tradicional.

El curioso piloto trasero de “vaso de chupito” es un ejemplo perfecto, junto con otros elementos, como el subchasis custom y las tapas laterales, los guardabarros custom vintage delante y detrás, las ruedas de donut Shinko Adventure Trail montadas en unas llantas de aluminio de 40 radios casi sin perfil lateral, el soporte de aluminio para el faro y la quilla, los latiguillos de freno en acero y la tapa del filtro del aire K&N de aluminio con el logo “Faster Sons”.

“Me encanta esta transformación”, comenta Palhegyi, “y tengo que dar las gracias de verdad a mi equipo por trabajar conmigo para hacer que mi concepto artístico inicial se haya convertido en lo que veis hoy.”

Texto: Enrique Alpuente

Imágenes: Yamaha