DESERT WOLVES, EL SOLITARIO

En la vida solamente hay dos tipos de personas: los lobos y los corderos.

Elijo el lobo. Ser poderoso y cautivador, a veces solitario y huraño, a veces cazador estratega en manada. Territorial, dominante. Diferente. Habita en nuestro interior, mitad animal y mitad humano. Instinto y razón. El lobo despierta cuando deseamos alejarnos de la civilización, las instituciones, las reglas, el sendero marcado… las rutas programadas. Resurge del sentimiento de aislamiento defensivo, de esa indigencia de nuestro espíritu, de la sensación de estar encerrados en nuestro propio mundo. Nos aborda por la necesidad de recuperar la esencia perdida, dolorida, olvidada. Busca volver a vivir.

En ocasiones es necesario ahondar en los estados de nuestra animalidad y nuestro instinto, que nos devuelve nuestro lado más humano. Mostrar nuestro lado salvaje, que no es necesariamente el peor ni el más primitivo, sino aquel que nos puede sacar a flote cuando nos creemos hundidos. “Sin el animal que habita dentro de nosotros, somos ángeles castrados”, diría Hesse.

El lobo busca sediento ese placer prohibido que transforma cada instante de la vida en una aventura. ¿Cómo encontrarlo? Una aventura, en sí misma, puede tener infinitos puntos de partida, pero será el mismo espíritu de vivirla lo que encenderá la mecha.
El Solitario Desert Wolves detona como una colaboración entre varias marcas genuinas para diseñar y producir los vehículos, prendas de vestir y artefactos necesarios para vivir una auténtica aventura en moto al aire libre: Harley-Davidson, Dyneema, Tudor, SHOEI, Alpinestars, Ride 100 %, Alpha Industries, Yama Mountain Year, Kriega, Ohlins, Rekluse, Bark Busters, Kineo, SC Projects, ISR, Mercedes-Benz y Dunlop. Todos en la misma dirección, unidos por un mismo objetivo. Una colaboración inédita hasta el momento, sí, que probablemente acabe por sentar las bases de unas nuevas reglas del juego.

El viaje al Sáhara africano sirvió de hilo conductor para el proceso creativo y fue la prueba definitiva para encajar cada una de las piezas del puzle. Allí, tres lobos del desierto se unieron para calmar su sed.

Rodar a través del desierto más grande del mundo, expuestos a tormentas de arena y al sol más despiadado, a las noches frías y al polvo salado. Respirar y llenarse de la cruda energía de esta región pura del planeta que tiempo atrás fue un verde vergel. Montar todo el día, acampar bajo el cielo por la noche.

Brutalmente poderoso y oscuramente extravagante, el acercamiento de El Solitario al mundo del lujo y la alta tecnología hizo posible esta exótica colección de productos y soluciones exclusivas. Con el color negro tiñéndolo todo, Desert Wolves revela una historia nunca antes contada. El trío de oscuros jinetes, en acción en la arena, fácilmente podría conducir al espectador inesperado a ponerse al frente de una epifanía de la motocicleta, en la que seres de otro planeta llevan a cabo una extraña exploración.

Rediseñando por completo las motocicletas, el equipo de protección para los aventureros, un camión 4×4 de apoyo especializado o dispositivos de equipaje y acampada, El Solitario ha establecido nuevos estándares que demuestran que es posible montar en moto al límite en los terrenos más hostiles de forma noble. Siempre reinventándose, se trata de mirar hacia delante, pero sabiendo apreciar lo que se ha hecho antes. Redefinir conceptos manteniendo la esencia. El Solitario Desert Wolves es sinónimo de genialidad, fruto de la aventura constante como forma de vida. Una visión perturbadora y cautivadora dirigida a dictar tendencias, no a seguirlas.Los lobos no tienen rey, pero todos reconocen a primera vista al macho alfa de la manada.