Las mejores motos de la semana. Top 5: 11/01/2017

Todo lo que ocurrió hace dos semanas ya es cosa del año pasado. Una frase hecha que en estas fechas suele provocar cierta extrañeza. Por ello que no os extrañe que rescatemos algunas de las motos, a nuestro entender más interesantes, de diciembre de ese año pasado y de los días que llevamos de 2017 en este Top 5.

“Amber” Honda CB550 1976 – Thirteen and Company

La primera de las motos de este Top 5 es uno de nuestros modelos base favoritos; la Honda CB550 Four. Ésta en concreto fue fabricada en el año 1976 por lo que ha requerido ser restaurada arandela a arandela. Como puede observarse a simple vista brilla bastante. El cromo homogéneo del chasis, tanque y el resto de componentes mecánicos salpicados por el cuero marrón del asiento a medida y los puños consigue una imagen sencilla pero muy atractiva.

Los carburadores, modificados para la ocasión, y los colectores de acero 4-1 arrancarán con seguridad más de una sonrisa a su afortunado piloto. Sin duda un ejemplo de sobriedad con carácter.

23_12_2016_kingston_customs_germany_bmw_r80rt_drag_bike_amd_world_championships_dirk_oehlerking_show_bike_03

“White Phantom” BMW R80RT – Kingston Customs

La BMW que nos ocupa a continuación es una de esas máquinas que nos hacen cuestionarnos varios aspectos. ¿Funciona?, ¿Cómo se maneja eso?, ¿Cuánto ha costado?, ¿De verdad funciona?… No puede ser cómodo.

En resumen, esas son las preguntas que probablemente te hayan pasado por la cabeza. Esta no es una motocicleta en absoluto común. Dirk Oehlerking de Kingston Customs ha logrado dar vida a algo que necesitas estudiar por sus cuatro costados; cada uno de ellos ofrece detalles que no deseas perderte de esta R80RT de 1986 conocida como el Fantasma Blanco.

El alemán quiso que esta fuera una BMW ligera y estilosa, pero a un nivel fuera de las tablas. Perfeccionada en cada uno de sus detalles desprende un espíritu opulento junto a un diseño moderno que evoca recuerdos de otra época.

bmw-dga

“Daga” BMW R80ST – Matteucci Garage

Esta otra BMW podría considerarse la némesis de la “White Phantom”. En sus orígenes, una BMW R80ST del año 1984 que capta la atención con sencillez gracias a su elección cromática. Negro y dorado no fallan nunca.

Su oscuro corazón negro mate atrae la atención sobre cada uno de las líneas que lo componen. No pasan desapercibidas esas grandes llantas de radios, la cúpula mínima o ese amortiguador único en su lado derecho.

Su creador, Marco Matteucci, puede estar satisfecho de una creación tan redonda en la que la única duda posible es cuánto tiempo tardará en dejar la tuya igual.

daga“Panther” Triumph Thruxton – Macco Motors

Esta motocicleta no necesita presentación. Es una Triumph y como tal es líder en lo que a las neoretro se refiere. Con una gama bien surtida de clásicas modernas, los ingleses dominan la fabricación en cadena de nostalgia actualizada con la última tecnología.

Esta Pantera es una Thruxton de 2008, la variante más deportiva de la firma, preparada por Macco Motors para un cliente noruego que solo pidió dos cosas: La moto debía ser negra, muy negra y las horquillas deberían ser en dorado.

Como su nombre indica, esta máquina requiere instinto, de ahí que solo conste de un reloj con la información más básica.

continental

 

 “Royal tracker” Continental GT – MotoRelic

Para la última integrante del Top 5 nos encontramos con una Royal Enfield Continental GT que quizá no cuadre con las anteriores, pero es elegante a su modo. Ese motor de 29 cv perteneciente a una de las café racer de fábrica más asequibles es la pieza central que atrae y contrasta con esa pintura blanca y verde.

Desde Virginia, MotoRelic ha sabido aprovechar ese precioso 535 gracias al diseño elegido por los lectores de Café Racer XXX organizados en Baltimore. Pidieron una tracker blanca con escape alto. Un deseo cumplido que llama a ensuciarse en el barro.

 

Texto: Enrique Alpuente

Imágenes: Thirteen and Company, Kingston Customs, MotoRelic, Macco Motors, Matteucci Garage