Person of Interest: De Ranieri Simone

 Accidentalmente

Lejos quedan las combinaciones de mujeres y motos de los 90, esas Easy Rider con cruisers de mil colores con una chica recauchutada en bikini y botas racing… Oremos.

Y si te acuerdas de lo que hablo es que eres un
carcamal con más años que la puerta de una iglesia. Posters desplegables para
el taller de Harleys de turno, cánones de belleza que fueron pasando y pasando
hasta verse muy sexistas y casposos. Nos parece ok. Con el nacimiento de las
nuevas tendencias en el mundo del custom, hemos visto emerger un nuevo tipo de
fotografía. Ya no vemos barrigudos enfundados en cuero en los eventos, ni
concursos de camisetas mojadas. Hoy en día todo se ha naturalizado mucho más;
el amor por el vintage ha transformado la escena sí, y también todo el universo
que rodea a una simple cafe racer. 

Las motos abrazan ya casi todas las marcas como bases para ser
customizadas, rescatadas o restauradas. Los eventos incluyen mucho más que una
barra de bar y un escenario; podemos ver competiciones de dirt track,
aceleración, actuaciones, skate, surf, exhibiciones de riesgo, arte, cine y…
fotografía. 

Los fotógrafos son esa gente que se dedica a mostrar algo en formato dos
dimensiones, ya sea en papel o una pantalla. Gente que se mezcla entre los
hechos para que veamos, recordemos y disfrutemos de algo en lo que estuvimos
presentes o no. Congelando ese instante o ese elemento bello que su ojo quiso
captar. Y hoy os traemos a alguien que ha hecho de esta pasión, su vida: De Ranieri
Simone.

Muchos de vosotros ya lo conoceréis; ya sea bien por su prolífico perfil
de instagram, o como por sus trabajos para distintas marcas o eventos. Su ojo
tiene la capacidad de, entre todos esos nuevos conceptos que están presentes en
nuestro mundo actualmente, captarlos de una forma fresca, natural y agradable.
Conozcamos un poco más a este destacado fotógrafo de actualidad. 

Revival of the Machine: Hola De Ranieri, gracias por atendernos, presentate:

De Ranieri Simone: Hola, encantado, pues me llamo De Ranieri Simone, soy fotógrafo y
creador de contenido motociclístico. Trabajo para distintas marcas del mundo de
las motos actual. 

RM: ¿Que motos tienes actualmente?

DRS: Pues la moto que uso más es una Ducati GT 1000 Sport Classic de color
negro, y hace poco he adquirido una XT400 de 1982.

RM: ¿Cuándo fue la primera vez que presionaste el
botón de disparo de una cámara?

 

DRS: La primera vez que eso sucedió y que aún recuerdo, era solo un niño.
Fue así porque mi padre de toda la vida ha sido muy aficionado a la fotografía.
El fue el que me dio mis primeras nociones de este mundo. 

RM: ¿Y como ha terminado ese niño siendo un fotógrafo influyente como eres
ahora? 

DRS: Pues accidentalmente. Soy motociclista de siempre y durante mis paseos
en moto iba tomando fotografías y las publicaba en Instagram, al público les
gustó y ahora es mi trabajo. Desde esa plataforma tengo contacto con las marcas
que me dan sus productos para que los fotografíe; para sus catálogos, webs o
campañas publicitarias. 

RM: ¿Qué buscas transmitir en tus sesiones de fotos? 

DRS: Cosas naturales. Si hago fotos con modelos
intento siempre que no sean profesionales pero sí que les apasione este mundo,
todo sale mejor, más fresco. 

 

RM: ¿Qué te parece el retoque fotográfico en el S XXI? Tu tienes un
toque muy especial y característico. ¿Nos pasamos editando?

 

DRS: Creo que el retoque es una extensión de una
sesión de fotos en formato digital: El valor de una impresión vintage. Ahora
las cámaras, gracias a la tecnología, son demasiado perfectas. Cada día vemos
más avances en enfoque, resolución, rangos dinámicos…¡Las fotos deben estar
sucias! 

 

RM: ¿Pasas más tiempo disparando o retocando? 

 

DRS: Mi fotografía está cambiando mucho, antes
dedicaba mucho más tiempo a la edición que a disparar. Actualmente trato de
producir fotos que ya estén casi listas, y que con un ligero retoque, consiga
lo que quería. Creo que es el objetivo a seguir, aunque no es fácil. 

 

RM: ¿Qué sientes cuando terminas una sesión de fotos? 

 

 

 DRS: Pues cuando me siento mejor es cuando improvisamos
una sesión, ya sea con modelos o sin ellas. El resultado siempre es mejor y
mucho más emocionante, tanto el antes como el después.

RM: En tus fotos vemos motos, chicas, surf… ¿Has practicado o practicas
algún otro tipo de foto? 

DRS: No, he centrado mi trabajo en este mundo. 

RM: Hemos visto fotos tuyas de motocicletas de XTR Pepo, fotos con Bea
Eguiraun, con Adriana Pinto… ¿Cuál es tu relación con la escena en España?
¿Vienes a menudo por aquí? 

DRS: Pues la verdad es que siempre que vengo a España me siento como en
casa, trato de venir todo lo a menudo que puedo, sobre todo para ver a las
personas que mencionaste y seguir fotografiando su pasión.

RM: De Ranieri, muchas gracias por tu tiempo, ha sido un placer
conocerte. 

DRS: ¡Muchas gracias a vosotros por haberme elegido para Revival! 

Y es que esas chicas del Easy Rider no se habían subido en una moto en
su puta vida. Pero tanto las motos, como las chicas (y chicos) de las fotos de
De Ranieri, son reales y eso se nota. No puedes fingir una pasión, no puedes
fingir pilotar una moto si nunca te has 
subido a una. La base siempre importa. El resto es la capacidad del cerebro de este italiano en escoger el momento justo en que disparar ese botón, que un día le enseñó su padre como funcionaba. 

Disfruten. 

Autor de texto: Xavi Dynamische

Autor de fotografía: De Ranieri Simone

Categorías Revival