VIETNAM NORTH

Caos al borde del orden



1 061 kilómetros

en 5 días, desde Hanói hasta la frontera con China en solitario. El norte de Vietnam está hecho para que la región y sus gentes viajen con nosotros, y debemos recibirlos sin reservas para que nos dejen una profunda huella.

Sin lugar a dudas, escrutará cada uno de nuestros sentidos. Conquistará nuestro olfato hasta la extenuación con el reconfortante olor invernal de las hogueras al atravesar las aldeas mientras el humo se cuela por el hueco de nuestras gafas y el barboquejo hasta la calota interior del casco. La misma extenuación a la que nos someterán los enjambres de pitidos que salen a nuestro encuentro por las calles y carreteras del país, que nos hará dudar de nuestra cordura para darnos cuenta de que los locos somos nosotros por no caer rendidos ante tan magnético frenesí.

Nuestra vista sin dilación caerá rendida ante la belleza de los mosaicos de arrozales que se suceden despiadadamente a lo largo del territorio norte, y que progresivamente dan paso a las montañas y a las reviradas. Será entonces cuando la suerte y los cumulonimbos decidirán si somos viajeros dignos de avistar la montaña Fanfispan, la más alta de la región de Indochina.

 

No hay guante o bota que, a medida que devoramos los kilómetros por estas superficies, impida que nos integremos con nuestra motocicleta, y con esta, a su vez, con el entorno privilegiado, cuya geografía, cultura y gentes viajarán con nosotros haciendo que no viajemos tan solos como pensamos.

SIMBOLOGÍA

La simbología comunista está presente a lo largo de todo el norte de Vietnam. No es raro encontrarse la bandera de Vietnam del Norte o la hoz y el martillo de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

TEMPLO DE LA LITERATURA

Escriba, en el Templo de la Literatura (también llamado Van Mieu). Dedicado a Confucio, el de Hanói es el más famoso de todos los que hay en Vietnam

PAZ

Los mosaicos de arrozales dominan las poblaciones de Lac y Pom Coong en el distrito de Mai Chau, provincia de Hoa Binh (que significa “paz”)

SUS CALLES

A día de hoy existen en Hanói varias calles por las que circulan trenes. Esto no es motivo para que la gente que vive a lo largo de las vías deje de hacer sus tareas cotidianas

SA PA

A medida que nos acercamos a Sa Pa, se manifiestan las primeras montañas. Un tímido avance de los más de 3 000 metros de altura del pico Fansipan

ENTRA EN SU MUNDO

La mejor forma de disfrutar e integrarse con el entorno en el norte es perderse por pequeñas sendas que parten desde los caminos y carreteras principales

THE NORTH LOOP

The North Loop. Este itinerario aúna lo mejor del motociclismo de carretera y de campo. Un catálogo interminable de firmes de esbeltas siluetas que nos obligan a parar y disfrutar lo andado

INTINERARIO

Desde Son La hasta Sa Pa, se dejan atrás, poco a poco, los paisajes de arrozales y ríos —que no dejaremos de ver durante el resto del viaje, pero que darán paso a una topografía más montañosa—. En las primeras horas del día, los ríos —con la complicidad de la bruma— adquieren una especial belleza

DESCANSO

Una breve parada antes de abandonar el absorbente Hanói

GO LAO

A pocos kilómetros de Go Lao, a medida que descendía por el camino, divisé a lo lejos unos camiones y centenares de troncos de bambú que navegaban por el cauce del río en dirección a ellos. Hombres y mujeres se afanaban por cargar la parte trasera de los camiones que descansaban sobre una rampa de lodo

SUS PAISAJES

Barro, roderas, pista, gravilla, se intercalan sin descanso haciendo que devoremos los kilómetros. Algunos tramos han cedido a corrimientos de la tierra que una vez los sustentó y los lugareños se apresuran en improvisar segmentos de barro y troncos

LOS VIETNAMITAS

La simpatía de los vietnamitas alcanza su punto más extrovertido cuando les haces protagonistas de tus fotos

SOLIDARIDAD

En el autobús que iba de PT. Ha Giang a Hanói, no les tembló el pulso a la hora de transportar mi moto

BREVE PARADA

Compartimos mesa y rượu đế —un delicioso licor de arroz típico de Vietnam— con un grupo de militares que no pudieron evitar la tentación de dejarse retratar

ATASCO EN LA CIUDAD

Un hombre mayor en bici, bloqueado, asiste al hipnótico caos circulatorio sin el que Hanói no sería lo mismo,.

SUS GALERÍAS

Entre las polvorientas galerías de lo que un día fue el mercado de Chao Bai Sang, descansaba una Minsk que parecía de la serie MMVZ

Autor de texto: César Serrano 

 

autor de fotografía: César Serrano 

 

Categorías Revival